Ayuda terapéutica para expatriados

Terapia para expatriados

Muchas de nosotras hemos vivido la experiencia personal de vivir en otros países. Tenemos un amplio conocimiento gracias a nuestra experiencia profesional trabajando con expatriados.

Sabemos que emigrar muchas veces no es fácil. Suele ser común:

  • Echar de menos a la familia y los amigos. Nos perdemos muchos momentos importantes y esto resulta doloroso. Podemos tener miedo a la soledad y sentir nostalgia.
  • La diferencia cultural hace que pueda resultar difícil que nos sintamos integrados. Nos sentimos “entre dos mundos y a la vez de ninguna parte”. Esto dificulta una de las necesidades básicas que es el sentido de pertenencia.
  • La estructura conocida que nos hacía sentirnos estables y seguros ha desaparecido y esto puede provocar crisis personal afectando la confianza en uno y la autoestima.
  • También puede provocar crisis profesional. No siempre podemos trabajar en el mismo sector que teníamos en nuestro país de origen. En determinadas situaciones no se puede trabajar (por falta del idioma o porque los papeles no lo permiten).
  • Estos cambios importantes en el estilo de vida pueden generar problemas de pareja que se debe readaptar a las nuevas circunstancias.
  • Cuando el idioma es diferente podemos encontrarnos con dificultades en la comunicación. Creando frustración y deseando comunicarnos en nuestra propia lengua.
  • Si volvemos a nuestro país de origen todos esos cambios personales que hemos vividos pueden generar dificultades en el retorno. Nos costó adaptarnos al nuevo país y nos puede costar readaptarnos al nuestro.

Deseamos poderte asesorar y acompañar, ofreciéndote una terapia donde puedas sentirte “como en casa”.

Solicita información / Pide cita

"Sabemos lo que somos, pero aún no sabemos lo que podemos llegar a ser". William Shakespeare